Los padres

Esta mañana lloré escuchando la radio. Mi hija del medio viajaba a mi lado, yo manejaba. No pude evitarlo, así como el hijo de Pablo Escobar no pudo evitar ser hijo de una bestia y así lo explicaba la voz que invadía el minúsculo espacio de mi carro.
Se me estrujaron los recuerdos en la mañana y la voz repetía: mi padre mató más de 3000 personas. Mi sangre latía junto con mis lágrimas y decía: mi padre salvó a más de tres mil personas, solo se mató a sí mismo.Pobres los hijos de los asesinos, pobres. Mi dolor sería su alivio. Las maldiciones de algunos, son los rezos de otros.
¿Cómo escucha Dios?

 

Anuncios
Published in: on 28 septiembre 2016 at 5:33 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

El cadáver del padre suicida

Durante un breve receso, en el balcón de nuestra casa, mi esposo me dijo: “Mira en la novela no le haces justicia a tu padre, no hablas de él.” Luego de un sorbo de café y algo preocupada por la hora, le respondí: “No, la novela es policial, todo nos lleva al cadáver.” Entonces, él, con los ojos lejanos acotó: “Cuando me recuerden, me gustaría que lo hagan por lo que hice, no por mi cadáver.” Con una inmensa pena, con una pena que no se mitiga, mire el horizonte de edificios que esconden el mar y antes de salir ya con la cartera en el hombro, dije:” Si no quieres que tu cadáver sea el protagonista, procura no suicidarte.”

Published in: on 13 junio 2012 at 11:58 am  Dejar un comentario  
Tags: ,