Cuarteto para sonámbulos despiertos

In my fifties

Entonces ya comienza la vida
a olvidarnos.
Ya comienza la diversión
de eso que llaman
pasar desapercibidos.
Entonces ya no comienza la sabiduría
-pero sin duda-
ya comienza a dejar de comenzar.

¡Qué alivio!
Cominciare stanca, aunque a Pavéese le cansaba trabajar.

 

Pragmática

La sensibilidad: este juego de saltar entre tumbas metafóricas de poetas sin alma.

La poesía: este juego de figuras amorfas que se desarman por aparecer en cualquier publicidad.

Lo profundo: este abismo iluminado con foquitos navideños.

Lo fatal: este recuerdo intermitente de quizá la madrugada.

Los argumentos: siempre triunfan.

 

Mientras tanto

Entre aquí y allá
un continente
con escalas en el norte.
Entre ahora y antes
unos cuantos meses
con cruces en el calendario.

Entre nosotros
el repertorio completo
de pronombres personales  sin nada personal.

Entre la verdad y lo posible
un rosario de excusas
con aroma a mentira.

Entre tantas cosas y tantas ideas
algunas palabras
que necesitan resonar
aquí
allá
ahora
antes
de vez en cuando
de verdad
y otras sin categoría gramatical
como pronombres huérfanos.

 

Mujeres trabajando

Sueño sueño mucho.
Las noches cada vez son más noches
desde que planifico
v
isitar el recuerdo de lo que fue mi infancia.
Sueño sueño mucho.
En cada laberinto
la familia crece
los muertos hablan
y los patios perfumados se llenan
de caras tibias y voces amargas.
Sueño sueño mucho.
Sé que esto no es más
que una batida de guineo
con inconsciente en descomposición
y ejercicios surrealistas de principiantes.
Sueño sueño mucho.
Ayer en la tarde
me dormí en la sala
y solo soñé
con los agujeros de tus ojos en el abismo del mar Caribe huracanado.
Sto. Dgo. 27 de febrero 2014

 

 

Anuncios
Published in: on 16 abril 2014 at 4:14 pm  Dejar un comentario